Obras de Arte de Pintores Dominicanos

Cándido Bidó. Nace en Bonao, en 1936. Su obra es de colores intensos, solares. Azul, amarillo, naranja. Sus figuras muestran una intensa candidez. Pinta a su pueblo con un estilo "naïve" inconfundible que está como a la caza del arquetipo de lo dominicano. Es como si quisiera llevar la sencillez a su extremo más exquisito y sensible. En Bonao ha establecido un museo y una escuela de arte que se han constituido en el centro cultural de la provincia y en una de las más importantes iniciativas artístico-educativas de todo el país. Ha obtenido numerosos premios nacionales e internacionales por su obra. El gobierno de Francia lo condecoró con la insignia de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras.

Pinturas de la Naturaleza y de Generos

Ada Balcácer. Nace en el 1930. Participa en el movimiento Nueva Imagen que surge en 1972. De luz y colores cálidos que se generan unos a otros está hecha su pintura, que resplandece. Esta se caracteriza por la búsqueda y expresión de la sensación, empleando un lenguaje visual inmediato e incisivo, en el que el color se va desintegrando y recomponiendo en nuevas madejas luminosas de volumen. Presenta un gran dominio de la composición. Su visión destaca lo que hay de ritual en el hombre y el mundo.

Paisajistas y Retratos Historicos Dominicanos

Yoryi Morel. Nace en 1906 en Santiago de los Caballeros; muere en 1979. Comenzó a estudiar arte a los 11 años. Su primera exposición individual se realiza en Santo Domingo, en 1932, causando verdadera conmoción. En 1939 recibe la medalla de oro en la exposición internacional de San Francisco, California; en tanto que en el 1952 obtiene el Primer Premio de Pintura de la VI Bienal de Arte de Santo Domingo. Se le reconoce como "creador de una pintura auténticamente dominicana". El historiador Emilio Rodríguez Demorizi lo explica así: "…nos ha dado la más amplia y real visión de lo criollo, del costumbrismo…"

Arte Rupestre en la Republica Dominicana

La Republica Dominicana cuenta con la mayor diversidad geomorfológica (relieves) representado por tres cordilleras, cinco sierras, tres regiones Karsticas o calizas cuatro llanos costeros o litorales, cuatro valles, mas de quince valles in-tramontanos lo que favorece la mayor cantidad de cavernas cuevas abrigos rocosos y otras formaciones ideales para el desarrollo de actividad cultural de los pueblos prehispánicos. En La Isla se han detectado la mayor cantidad de cuevas con arte rupestre o evidencias arqueológicas del área, y en un fenómeno mundial a nivel en escala Para los estudiosos del arte rupestre en la Republica Dominicana las primeras noticias escritas, se remontan a los primeros años del contacto con los europeos y dichas noticias vinculan esta forma de arte, a ceremonias, rituales y practicas shamanicas, la lectura más profunda de dichas crónicas da cuenta, de que algunas Cuevas eran utilizadas como refugio o como sitio funerarios, algunos Cronistas como Pedro Mártir de Anglería refiere que en algunas Zona del País, las Cuevas o Cavernas eran usadas como sitios de habitación, señalando que estos, que la habitaban, eran menos civilizados que los que habitaban en bohíos o en poblados. Las primeras investigaciones formales del arte rupestre dominicano son debidas a investigadores internacionales que seria prolijo enumerar, muchas de ellas no pasan de la simple ubicación de sitio, algunas descripciones y una que otra colecta de materiales arqueológicos, sin embargo su importancia de ser primera noticia, no entra en debate y consideramos como valiosos aportes toda noticia de Cuevas en el territorio nacional.